Aunque la mona se vista de seda…

Aunque ya había
vivido otro día de la Mona, yo no había tenido ninguna por no tener
padrinos. Ahora tengo madrina y la pobre tiene que cumplir por madrina
y padrino, pero así son las cosas. Y la verdad es que ha cumplido con
creces. No me ha decepcionado en absoluto. Al contrario! Me ha traído una mona genial. Vamos, como que era un “pío-pío” gigantesco con un montón de huevos. He alucinado mucho, principalmente porque no sabía en que consistía esto de la mona. Pero una vez visto, ha sido tan genial que contra todos los pronósticos, me he animado y he comido chocolate. Y es que si la mona se viste de seda, mona se queda; pero si se viste de chocolate… la dejamos en porretas!!!

😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*