Año nuevo, vida nueva

 

Yo no sé si mi vida será nueva o no, pero pondría la mano en el fuego a que el 2008 me va a traer un montón de nuevas experiencias. De momento, mis padres ya se han encargado de que así sea. Vamos que sólo era día 2 cuando ya me llevaron a por mi primera nueva vivencia del año: la peluquería. Sí, ya soy una señorita que va a la peluquería a cortarse el pelo. Y menos mal, porque mi padre amenazaba con pasarme la moto… La peluquería estuvo bien. Fue rápido e indoloro, por lo tanto, agradable. Se repetirá, vaya. Y es que ya he entrado en la dinámica de la belleza y esto no se corta así como así 😀

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*