Monthly Archives: January 2008

Se avecinan novedades

Sí, llega el carnaval. No sé todavía lo que es, pero en la guardería han preparado un montón de actividades y por lo que he leído, todavía no sé si será divertido o ridículo… Que si un día vamos en pijama, que si otro día con gorro, que si otro día de rojo, que si otro día disfrazados de casa. Menos mal que mi tía me compró un disfraz de demonio (que ahora me va al pelo con mi carácter >:-) ) porque si tenía que confiar en que mi madre cosiera algo, iba yo lista! En fin, ya os contaré en unos días qué me ha parecido este festival.

Laura

La O con un canuto

Un gran paso es el que he dado esta semana. Por fin digo la letra O. Bueno, ya la decía muy bien con mi siempre presente “noooooooooo“, pero ahora he dado un salto cualitativo y por fin la coloco en otras palabras. Bueno, en realidad, de momento sólo en una, pero hay que ver qué contentos se han puesto algunos por este logro. Y es que después de meses de espera, ya sé decir YAYO! Y claro, mis yayos están pletóricos. Ahora los tengo más embobaos que nunca 😛

Patatónica

Me llamo Laura Guardiola y soy “patata-adicta”. Estas últimas semanas, he dado rienda suelta a mi devoción por las patatas fritas y las como por la mañana, por la tarde y por la noche. Están bueníiiiiisimas y no me puedo resistir. Imaginad si me gustan que para pedirlas he tenido a que aprender a decir una palabra de tres sílabas. Incluso ha sido mi primer pensamiento al despertarme. Y así se lo he hecho saber a mi madre: “Mama, pa-ta-ta”. Si alguien conoce a otra persona con este problema que pueda indicarme una asociación de ayuda, por favor, que me lo diga. Bueno, en realidad más que una asociación para “patata-adictos”, busco una de ayuda a familiares de adictos a la patata y es que mis padres no lo llevan demasiado bien. Pobrecillos, están “patatónicos“. O:-)

Balance navideño

Hola fans,

Ahora que ya han concluido las Navidades es hora de hacer balance. Las mías han tenido de todo un poco, momentos buenos y momentos malos. Empezamos por los malos que seguro son los que más os intrigan. Para acabar el mes de diciembre por todo lo alto, los días 25 y 26 tuve fiebre. La causa, una otitis, que se sumaba así a mis bronquitis y gastroenteritis (por cierto, que hoy tengo conjuntivitis, ya he estrenado el servicio de urgencias este año 😛 ). Bueno, ya veis que la realidad no tiene el morbazo que prometía una confesión de malos momentos… Los buenos, un montón, los regalos, los achuchones de abuelos, bisabuelos, tías, tíos, la euforia con mis primos, los churros de Año Nuevo (esta vez, tal como prometí al inicio de 2007, no me los iba a perder), las dos semanas de vacaciones, el Papa Noel emocionado con mi Winnie Pooh… En fin, a ver que nos deparan las rebajas :-*

Laura

P.D. Pongo una selección de fotos.

Año nuevo, vida nueva

 

Yo no sé si mi vida será nueva o no, pero pondría la mano en el fuego a que el 2008 me va a traer un montón de nuevas experiencias. De momento, mis padres ya se han encargado de que así sea. Vamos que sólo era día 2 cuando ya me llevaron a por mi primera nueva vivencia del año: la peluquería. Sí, ya soy una señorita que va a la peluquería a cortarse el pelo. Y menos mal, porque mi padre amenazaba con pasarme la moto… La peluquería estuvo bien. Fue rápido e indoloro, por lo tanto, agradable. Se repetirá, vaya. Y es que ya he entrado en la dinámica de la belleza y esto no se corta así como así 😀