Con padres así, quién necesita enemigos…

Hombre, es que claro, mi padre es un pelín freaky, ya lo sabéis y mi madre es, entre otras cosas, algo aleonada… y yo poco a poco me voy pareciendo más a ellos, y si no ya podéis ver mi pelo. Está creciendo y ya empieza a ondularse peligrosamente como el de mi madre… que no nos pase nada!

De mi padre he sacado los ojos claros, las pestañas largas, la piel blanquita (bueno esto podría venirme de cualquiera de los dos). Pero si no me pareciera ya bastante, él me compra ropa de su estilo. Al loro con el body que me ha comprado!!! Lo veréis más grande en el álbum Sigo Creciendo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*