Cuanto amor

Hoy es el día de los enamorados. Tranquilos no tengo nada que decir al respecto (que aún no tengo ni 8 meses, por favor!); es sólo que eso me ha recordado el tema besos, tema del que aún no hemos hablado.

Bien, hasta hace unas semanas los besos eran una cosa unidireccional. Todos para mí, todos para mí. Pero ahora los que me los dan quieren un feedback. Beso por beso, vaya. Bueno, quizás la proporción no es 1:1, más bien 20:1, pero quieren mi 1. Y ahí estoy yo, aprendiendo a dar besos. Y no es difícil ni nada! Anda que no! Pero, ¿cómo se juntan tanto los labios? Yo lo intento, pero debo tener un resorte o algo que cuanto más quiero cerrar la boca, más se abre y claro, para que no se note el espacio abierto, saco la lengua y disimulo. Yo creía que esto daba el pego como labio, pero está claro que no. Mi tía Patricia ya lo ha bautizado como besos de vaca. Besos de vaca, besos de vaca… Pues sabéis que os digo? MUUUUUUUUUUUUUUU

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*