Quiero dormir?

Los que seguís mis aventuras os preguntaréis qué ha pasado con mi sueño: si al final vino Estivill o no. Queridos, vino. Pero vino moderado. De todas maneras, y pese a lo que alguien bien ha llamado un entrenamiento de marine, los avances son pocos. Me sigo despertando y dormirme yo sola en la cuna me cuesta. Con el gustito que da que te duerman en brazos… Total que en 5 días algo habremos avanzado, pero para lo que de verdad ha servido esta historia es para quedarme afónica. Ahora mis discursos parece que los da un gato al que le pisan el rabo. Prometo seguir intentándolo.

Besos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*